miércoles, 5 de agosto de 2009

NEMANJA PEJCINOVIC


El fútbol en los Balcanes siempre ha ofrecido muchos jugadores a las grandes ligas, sobre todo muy variados, desde mediapuntas talentosos como Zvonimir Boban a zagueros disciplinados como Sinisa Mihajlovic. En estos últimos años, están surgiendo con más fuerza los segundos, concretamente en el fútbol serbio. En la región balcánica siempre han surgido buenos defensores como el citado Mihajlovic, Djukic, Krstajic, Vidic y más recientemente, Subotic. Pero cabría destacar a una de las promesas de las categorías inferiores serbias, Nemanja Pejcinovic.

Se trata de un zaguero sólido, de buena presencia física, capaz de liderar la zaga por su fuerte carácter. Le falta algo de velocidad en carrera larga, pero se mueve con rapidez en distancias cortas, estando siempre cerca de su marcado. Es aguerrido, aunque no suele realizar entradas muy duras, ya que suele alcanzar el cuero en sus acciones. Fruto de su pegajosidad en la marca, intercepta gran cantidad de envíos del rival haciendo gala de su capacidad de anticipación. Es un central que siempre está concentrado y realiza las coberturas permanentemente a su lateral. Posee una conducción de balón elegante y no duda en salir con el balón controlado siempre que puede; ahora bien, raras veces pierde el esférico en posiciones cercanas a su marco, ya que no se complica cuando los atacantes le ponen en aprietos. Como muchos defensores de su país, es un ejemplo de versatilidad, ya que puede actuar como central por ambos flancos y como lateral por ambas bandas, en conclusión, se desenvuelve en todas las posiciones de la zaga. Pero una de las facetas de su juego que más domina es el juego aéreo, donde es un baluarte rematando con la testa en ambas áreas.

Con sólo dieciocho años, debutó en la primera división serbia con el FK Rad de Belgrado y tras dos temporadas firmó por el OFK de Belgrado, donde sólo militó una temporada, para después volver al FK Rad de Belgrado. Sus buenas actuaciones en el club que le brindó la oportunidad de debutar llamaron la atención de uno de los grandes equipos de Serbia, el Partizan de Belgrado, que, por su delicada situación financiera, se lo llevó mediante una cesión. Pese a los problemas económicos y deportivos del Partizan, Pejcinovic completó una gran temporada y fue convocado por la selección sub-21 para disputar el Europeo de la categoría en Suecia.

El combinado balcánico llegaba a tierras nórdicas con muchas expectativas puestas en el torneo, algo natural dada la calidad de la plantilla, que contaba entre sus integrantes a hombres como Sulejmani, Tosic, Kacar o el propio Pejcinovic. Pero las cosas no fueron como esperaban, ya que Serbia no fue capaz de sumar ni una victoria en todo el torneo y sus grandes jugadores como Tosic y Sulejmani no cumplieron con las expectativas que habían creado. Uno de los pocos que sí rindió a un gran nivel fue Pejcinovic, que realizó grandes encuentros ante Italia y Bielorrusia.

Parecía claro que el joven zaguero iba a durar poco en su país y, en efecto, recientemente ha sido cedido al Hertha de Berlin, donde coincidirá con su compatriota Gojko Kacar.


1 comentario:

Huntelaar19 dijo...

MUY BUEN POST, VA A SER UNA PAREJA BUENISIMA CON VIDIC EN LA ABSOLUTA