sábado, 10 de octubre de 2009

RAFAEL ROMO


En estos momentos, Brasil es el único combinado sudamericano que sigue vivo en el Mundial sub-20. No por ello se debe menospreciar a las otras selecciones del sur de América. Paraguay, tras firmar una magnífica fase de grupos, cayó contundentemente ante los surcoreanos. Los charrúas, llamados a llegar lejos en la competición, fueron derrotados precisamente por los brasileños y la cuarta selección, la más débil sobre el papel, Venezuela, no pudo superar los octavos de final, tras no ser capaz de aguantar la ventaja conseguida en el primer tramo del partido. Los venezolanos no pueden estar del todo satisfechos, puesto que el combinado árabe, su verdugo, no es muy superior a los pupilos de Adrián Coria. No obstante, analizándolo fríamente, los 'vinotinto' deben estar orgullosos sólo por su estancia en Egipto. Para llegar a tierras africanas, la selección venezolana tuvo que realizar un gran Sudamericano sub-20 y dejar en la cuneta a combinados de mayor postín como el argentino y el colombiano. Si hay que señalar al gran artífice del billete al país de los faraones, no habría muchas dudas en destacar a su arquero, Rafael Romo.


Romo es un espigado guardameta que destaca por su valentía en las salidas. Pese a su gran talla, es un portero ágil, capaz de atajar disparos pegados al poste, realizando intervenciones en las que se necesita una buena dosis de elasticidad. Todo un coloso en el juego aéreo que también es capaz de abortar manos a mano sin mayores dificultades. Un cancerbero solvente, concentrado durante los noventa minutos, que es muy difícil de batir con disparos desde larga distancia. En ocasiones abusa del despeje, sacando con los puños golpeos propicios para el blocaje. No obstante, es un chico que transmite seguridad en todas sus intervenciones, cualidad muy valiosa para su zaga. Muy maduro para su edad, suele acertar en la toma de decisiones. Tiene una gran potencia tanto en sus manos como en sus piernas, con las que lanza potentes envíos, en ocasiones demasiado bombeados, para iniciar las acciones de contragolpe. Además, es un consumado especialista desde los once metros, transmitiendo una gran confianza en sí mismo durante las tandas decisivas. Uno de los atributos que mejor le definen es su capacidad de liderazgo, ya que está constantemente colocando a sus zagueros, sin importarle que le superen en edad. En resumen, un portero con unas excelentes condiciones físicas y técnicas que debe ganar en experiencia para convertirse en un gran guardamallas.


La carrera de este joven portero comienza en las categorías inferiores del Atlético Turén, equipo de su lugar de origen. Romo fue escalando peldaños en las categorías inferiores del club hasta llegar al primer equipo, con apenas diecisiete años. Gozó de oportunidades en el Apertura 2007 y no las desaprovechó, mostrando un aplomo digno de un guardameta con mucha experiencia. El Atlético Turén militaba en la división de plata del balompié venezolano, pero Romo no se achicó cuando, en la Copa Venezuela, tuvo enfrente a delanteros de mayor nivel que los de anteriores confrontaciones. Sus magníficas intervenciones llamaron la atención de toda la prensa nacional, por lo que su marcha del club que le había forjado como jugador parecía sólo cuestión de tiempo. Fue entonces cuando los Llaneros de Guanare,que acaban de sellar su ascenso a la primera división, se hicieron con sus servicios. El bisoño cancerbero no comenzó como titular, pero con su trabajo se ganó un sitio en las alineaciones, de las que ya no se volvería a caer con su equipo.


Sus precoces actuaciones siempre estuvieron en el punto de mira de los técnicos de la federación venezolana, que le citaron para disputar el Sudamericano sub-15 en 2005 y el sub-17 en 2007. Pero su gran escaparate llegaría actuando como anfitrión en el Sudamericano sub-20 de este año. El portero natural de Turén exhibió un amplio repertorio de intervenciones, incluso deteniendo penas máximas, convirtiéndose en el mejor guardameta del torneo y ayudando a conseguir el billete al Mundial sub-20 para su selección. El certamen, por su prestigio, estaba repleto de ojeadores de los principales clubes europeos, que se quedaron prendados con las actuaciones de Romo. Sin embargo, fueron los del Udinese, que peinan de manera óptima el mercado sudamericano, quienes consiguieron finalmente su traspaso.


Sus compatriotas estaban entusiasmados con su llegada a Italia, pero lo cierto es que Rafael se vio relegado a la suplencia al tener que arrebatarle el puesto a un portero de la talla de Samir Handanovic. Después, llegó la cita mundialista con su selección, que quizás no le haya ayudado en su batalla por convertirse en dueño de la portería del club de Friuli. Ahora, regresa de nuevo a Italia, pero quizás lo mejor para él sería una cesión a un equipo más modesto, para foguearse en Europa.


6 comentarios:

Helion dijo...

Romo me parece un porterazo, de los mejores del torneo junto a Gulácsi, Asenjo y Fiorillo. Espero que tenga un buen futuro y que llegue a jugar muchos partidos en Europa.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

goles de la liga dijo...

ola, vaya porterazo, es un crak, ya estas tu tambien en mi blogosfera, saludoos.
www.golesdelaliga.blogspot.com

nikets dijo...

hola ivan, luego del concurso de blogs he organizado otro evento, esta vez sin premios solo para divertirse, se trata de hacer un equipo de jugadores que sobrepasen la edad de 30 años, anotate en elfutbolquerido.blogspot.com

Jose Antonio blogsfcfutbol dijo...

habrá que seguirle
un saludo, gran post !

Willy dijo...

Realmente he oido mucho hablar de el,aunque creo que el mejor portero joven del mundo es Adler,pero estare atento

saludos desde http://futbol-diem.blogspot.com

Iván Álvarez dijo...

@willy
Yo también creo que Adler es el mejor guardameta joven del mundo. Al igual que opino que el futuro de Lloris y de Asenjo es muy esperanzador.
Aprovecho para dar las gracias a todos los que os pasáis por este humilde blog y dejáis vuestro comentario.
Espero que os gusten los próximos posts.