martes, 15 de marzo de 2011

VOSSEN Y DE BRUYNE

La Jupiler Pro League está llegando al término de la fase regular y se presenta más apasionante que nunca. Con el Standard de Lieja y el Brujas en plena crisis clasificatoria, en lo alto de la tabla se sitúan los dos conjuntos que parecen decididos a protagonizar una lucha encarnizada por alzarse con el título, el campeón Anderlecht y el aspirante Genk. Precisamente el cuadro flamenco se ha destapado como la auténtica revelación del campeonato belga. Gran parte de la culpa de esta meritoria campaña la tienen dos hombres; Jelle Vossen, máximo artillero de la competición y Kevin De Bruyne, el motor del conjunto dirigido por Vercauteren.


Vossen es un matador de área caracterizado por su extraordinario olfato goleador. Poseedor de un magnífico remate al primer toque, es muy oportunista y se anticipa a los zagueros rivales con sus certeros testarazos. Realiza inteligentes desmarques, tanto de ruptura como de apertura y vive en la frontera del fuera de juego para sacar esa mínima ventaja en carrera que sus condiciones físicas no le aportan. Un futbolista algo limitado en el apartado técnico al que su capacidad para interpretar el juego le permiten aprovechar sus condiciones para generar claras situaciones de gol. Potente en el salto, no es un ariete que destaque por su envergadura, pero suele ganar la batalla aérea a los centrales para cabecear con precisión al fondo de las mallas.

Con capacidad para aguantar la posesión del cuero utilizando su cuerpo, sabe jugar de espaldas al marco rival para pivotar y que se aprovechen de ello los centrocampistas que llegan desde segunda línea. Aunque en ocasiones cae a bandas para buscar huecos ante rivales que se encierran atrás, Vossen es un hombre de área, un depredador que se siente como pez en el agua cuando está cerca del marco rival. Solidario en el esfuerzo, se muestra sacrificado en la presión y es todo un incordio para los zagueros rivales a la hora de sacar el balón de manera aseada. Siempre concentrado, saca provecho de cualquier error del contrario en forma de ocasión de gol. Poseedor de un potente disparo desde cualquier distancia, es un atacante que no necesita de muchas oportunidades para decidir un partido.

Nacido en Bilzen el 22 de Marzo de 1989, comenzó su andadura en el mundo del fútbol de la mano de las categorías inferiores del Eigenbilzen, conjunto modesto de su región natal. Tras pasar por las filas del Tongeren, recaló a la edad de dieciséis años en el Racing Genk. En el club del Cristal Arena continuó quemando etapas en la cantera al tiempo que recibía las llamadas de la federación belga para formar parte de los conjuntos juveniles del país. Dos años más tarde, estaba efectuando su debut con el primer equipo. Su acierto goleador con el conjunto filial le servía para ir convocado con la primera plantilla, pero no gozaba de los suficientes minutos para un chico de su edad. Esta fue la tónica habitual durante las dos temporadas siguientes. Por ello, la directiva del club flamenco optó por buscarle una cesión para que jugase con mayor regularidad. De esta manera, fue incluido en el traspaso de Thomas Buffel y se acordó su traspaso a préstamo por un año al Círculo de Brujas. En su nuevo conjunto tampoco se convirtió absolutamente en pieza clave, pero aprovechó de la mejor manera sus minutos, sumando seis goles en once partidos.

El pasado verano la cesión expiró y Vossen regresó a Genk, donde esta vez sí contó con la confianza de su entrenador, Franky Vercauteren. Instalado en la titularidad desde el comienzo de la presente campaña, Jelle recompensó esa confianza de su técnico con goles. Con catorce tantos en las primeras once jornadas, la llamada de Georges Leekens, seleccionador absoluto belga, no tardó en producirse. Junto a su compañero Ogunjimi formó dupla en el ataque de los ‘Diablos Rojos’ relegando incluso al banquillo al prometedor Lukaku. Pese a estar menos efectivo de lo que en él es habitual, Vossen no faltó a su cita con el gol y ayudó a su equipo a sacar un empate frente a Austria en partido de clasificación para la Eurocopa de 2012. Tras su estreno goleador con la selección, muchos clubes de la Premier League se interesaron en su fichaje de cara al mercado invernal, pero tanto el propio jugador como la directiva del KRC Genk desecharon las propuestas. El joven ariete está centrado en su club y quiere contribuir, a base de goles, a arrebatar al Anderlecht el cetro liguero. Los de Bruselas ya saben lo que es sufrirle en sus propias carnes. Actualmente máximo artillero de la competición, se alce o no con el título de campeón de la Jupiler Pro League, su temporada es para enmarcar y habrá que estar atentos a su futuro en el mercado estival. Aún es inexperto, pero su facilidad goleadora puede ser un buen aval para dar el salto a un campeonato de mayor nivel.


De Bruyne es un versátil centrocampista ofensivo dotado de un buen nivel técnico. Capaz de desenvolverse en ambos costados, es un jugador bastante rápido al que le gusta encarar para sacar provecho de su magnífica capacidad de desborde. Con salida por ambos perfiles tras el regate, su marcador se encuentra indefenso ante la imprevisibilidad de sus movimientos cuando realiza el uno contra uno. Poseedor de un excelente golpeo de balón, es preciso en el desplazamiento corto y largo desde cualquier parcela del terreno de juego. Tiene un guante en su pierna derecha y su exactitud en el envío le convierte en el candidato idóneo para botar tanto faltas laterales como saques de esquina.


Atesora una extraordinaria conducción de balón en carrera, portando el cuero con suaves toques con el exterior de su pierna derecha que proporcionan aún mayor celeridad a sus galopadas, siendo un futbolista muy válido para portar el cuero en los contraataques de su equipo. Sin gran capacidad aeróbica, sus carencias físicas se acentúan cuando actúa en el eje del centro del campo, ya que el propio futbolista ha reconocido en más de una ocasión que le falta sacrifico para implicarse en labores defensivas. Asimismo, debe ganar en regularidad y no mostrar sus cualidades a cuentagotas. No obstante, es un jugador repleto de dinamismo que se mueve por todo el frente de ataque en busca de entrar en contacto con el cuero. Su golpeo es preciso pero no está exento de potencia y es capaz de aportar en la parcela goleadora gracias a su disparo desde media distancia y a su capacidad para ejecutar los libres directos. Realiza interesantes movimientos con y sin balón, con mención especial a sus diagonales que suelen ser la antesala de buenos pases interiores. Su miscelánea de cualidades técnicas le convierte en un asistente más que notable.

Natural de Dongen, Kevin comenzó la práctica del balompié en el modesto KVV Drongen, pero pronto fue detectado por los ojeadores del KAA Gent, club donde continuó con su formación hasta su paso a la cantera del KRC Genk a la edad de catorce años. En la entidad de Limburgo fue quemando etapas hasta llegar con celeridad al primer equipo, siendo considerado por los técnicos del organigrama del club como el joven con más futuro de todos los conjuntos que conformaban las categorías inferiores del club. Debutó con tan solo diecisiete años y, la campaña siguiente, se convertiría en uno de los futbolistas que más protagonismo acaparaba saliendo desde el banquillo y dejando destellos para deleite de aquellos que le comparan con el futbolista del Standrad de Lieja Steven Defour.

Sin embargo, al igual que su compañero de ataque Jelle Vossen, su definitiva eclosión se produjo en el comienzo de la presente temporada. Consolidado desde el inicio en las alineaciones de Franky Vercauteren, De Bruyne es el motor del equipo y el principal encargado de asistir a Vossen y Ogunjimi. Sus brillantes actuaciones con el conjunto revelación de la Jupiler Pro League le valieron una más que merecida llamada del seleccionador George Leekens, que le hizo debutar con el combinado nacional absoluto el pasado verano. Destinado a competir con grandes promesas como Hazard, Witsel o Defour por hallar un hueco en los ‘Diablos Rojos’, su protagonismo en el Genk es indiscutible y ya suscitado el interés de varios equipos de la Eredivisie y la Premier League. Considerado el ‘ojito derecho’ de Vercauteren, de él dependerán buena parte de las opciones del conjunto flamenco para salir campeón.


3 comentarios:

Papis14 dijo...

gran blog!!! te sigo!!

http://elmundodepapas.blogspot.com/

Machaco dijo...

Grandísimo jugador Jelle Vossen.
Le dediqué parte de un post, Goles son amores, en mi blog www.bitacorademachaco.blogspot.com
es muy enriquecedor leerte porque hay muchos jugadores que siendo desconocidos para mí, empiezo a tirar del hilo y a seguirlos.
Saludos cordiales

Mister weke dijo...

buen post! un saludo
http://ojeador012.blogspot.com/