martes, 4 de octubre de 2011

JOEL CAMPBELL

La llamada de Arsene Wenger es algo con lo que sueña cualquier futbolista joven. Sin embargo, Joel Campbell no tuvo reparos en plantar a emisarios del conjunto londinense cuando viajaban a Costa Rica para llevarle su contrato. Un plantón que deja bien a las claras el carácter indómito del atacante costarricense. Y es que así es el jugador más prometedor de los ‘ticos’, un chico tan talentoso como irreverente.

Dentro del terreno de juego Joel Campbell es un potente atacante que destaca por su verticalidad y desparpajo. Zurdo de correcto manejo de su pierna diestra, ve bien y los espacios y se desmarca con facilidad, castigando especialmente al conjunto rival cuando adelanta su línea de zagueros. Bien dotado técnicamente, es osado y está capacitado para realizar jugadas individuales de gran mérito, pero en ocasiones peca de precipitación en la toma de decisiones. Prácticamente imparable en los primeros metros de carrera, encuentra más problemas para desequilibrar cuando el rival se encierra en el área y denota alguna carencia en el apartado táctico.

Tremendamente vertical, arma rápido el disparo y es capaz de ejecutarlo con ambas piernas. Un ariete inteligente y oportunista a la hora de aprovechar cualquier error de la zaga. Dinámico como pocos, se mueve por todo el frente de ataque en busca de entrar en contacto con el cuero pero se muestra anárquico e incluso caótico a la hora de presionar para recuperar la posesión del cuero. Aunque ofrece un gran rendimiento como hombre más adelantado de su equipo, también es capaz de poner en jaque al entramado defensivo rival actuando como segundo punta. Frío en la definición, se muestra eficiente en el mano a mano y no está exento de recursos en la finalización. Con margen de mejora en su despliegue físico, además de ver puerta con facilidad también sabe asistir a sus compañeros de ataque. Preciso en el golpeo, es un consumado especialista a balón parado.

Joel Nathaniel Campbell Samuels nació el 26 de junio de 1992 en San José, la capital de Costa Rica. Comenzó a jugar al fútbol en los potreros del Parque La Sabana y ,tras pasar por el equipo de su barrio (San Rafael Abajo), continuó su carrera en la Liga Deportiva Alajuelense. Sin embargo, después de brillar en sus primeros partidos, Humberto Campbell decidió sacar a su hijo del club por las exigencias contractuales que le querían imponer.

A los doce años de edad Joel llegó al Deportivo Saprissa, equipo en el que pronto se convirtió en emblema de sus categorías inferiores. Allí, su progresión no pasó desapercibida para los técnicos de la federación costarricense. De esta manera integró el combinado sub-15 y sub-17, disputando con éste último el mundial de la categoría celebrado en Nigeria durante el año 2009.

En territorio africano Campbell comenzó a llamar la atención de los ojeadores de los clubes europeos, puesto que pese a la prematura eliminación de su selección dejó destellos de su valía, mostrándose muy activo y haciendo gala de su oportunismo en el encuentro que les enfrentó a Nueva Zelanda. Al regresar se topó de bruces con la triste realidad, puesto que el técnico del primer equipo no supo otorgarle continuidad. Lo mismo ocurrió la temporada siguiente y, temiendo pasarse otro año prácticamente en blanco con la primera plantilla, decidió irse cedido al Puntarenas en busca de más oportunidades para demostrar su valía.

Sin embargo, el protagonismo que tanto anhelaba no le llegó defendiendo la elástica de los ‘tiburones’. Su gran escaparate fue la fase clasificatoria de la CONCACAF para acudir al Mundial sub-20 de Colombia. En ella completó una actuación sublime, proclamándose máximo goleador con seis tantos. Una facilidad anotadora que llamó la atención de Ricardo La Volpe, seleccionador absoluto de Costa Rica, que no dudó en citarle para viajar a Estados Unidos con motivo de la disputa de la Copa de Oro. No tardó el joven Joel en demostrar al preparador mexicano que no se equivocaba con él y pronto anotó un precioso gol y dejó destellos de su desparpajo con el cuero en los pies.

Menos de un mes después de sorprender en la Copa de Oro, el joven delantero ya estaba liderando la selección sub-23 que La Volpe reclutó para disputar la Copa América en Argentina. Allí fue el hombre más destacado de su selección durante los tres partidos que pudo disputar y despertó el interés de todos los grandes clubes de Italia e Inglaterra. De hecho La Volpe no tuvo reparos en referirse a él como “un jugador de élite, un chico con un futuro espectacular”. El Arsenal fue el que más interés puso en su contratación y a mediados del mes de julio cerró un acuerdo con el Deportivo Saprissa para conseguir su fichaje. Sin embargo, cuando Richard Low, representante de los gunners, llegó a Costa Rica para que el jugador firmase su nuevo contrato se encontró con la negativa del precoz delantero, que prefirió irse a tierras colombianas para disputar el Mundial sub-20 con su futuro contractual en el aire.

En tierras colombianas, lejos de descentrarse por su incierto porvenir, Campbell continuó realizando lo que mejor sabe hacer, marcar goles y poner en jaque a los zagueros rivales con su potencia endiablada. Tras ser eliminados por el combinado anfitrión, el Arsenal volvió a interesarse por Joel y, esta vez, el joven delantero decidió aceptar la oferta de la escuadra londinense. No obstante, las dificultades para obtener el permiso de trabajo provocaron su cesión el Lorient, un club que conoce bastante bien después de pasar unas pruebas con el equipo galo el año pasado. Apodado ‘el soldado’ por su manera de celebrar los goles, se declara admirador del brasileño Ronaldo y sueña con emular su trayectoria en Europa. De momento debe hacerse con un hueco en el firmamento de las jóvenes estrellas de la Ligue 1 para poder regresar el año próximo a Londres, ciudad en la que Wenger espera moldear su carácter indómito y convertirle en una figura de primer nivel mundial.

3 comentarios:

Ismael dijo...

Casi todo lo que mira Wenger, lo convierte en oro, este jugador tiene unas cualidades perfectas para la premier, típico delantero rápido y potente, si se deja aconsejar optará a ser un gran jugador, haber si este año cuaja en el Lorient.
Gran artículo!
Un saludo cordial!

elultimogol dijo...

Está en mi lista de probables sensaciones este año en la Ligue 1. Si Wenger está detrás de él, será por algo... Si no se tuerce, será un gran jugador.

Un saludo.

Ignac10 M. dijo...

Joel Campbell es un jugadorazo.Tiene gran calidad en su definicón y es la gran promesa con 18 años de Costa Rica.Me gusta mucho este jugador y ojala tenga un excelente paso por Europa.Espero tu comentario en mi blog.Saludos!